Leiva, Tequila y M-Clan ofrecen un concierto único en Starlite

Marbella salta junto a “3 en Rock”

Cuatro de las grandes figuras del rock español pisaron ayer, 12 de agosto, el escenario del auditorio de la cantera de Nagüeles para hacer vibrar a un público totalmente entregado. “3 en Rock”, ofrecido por Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez (M-Clan), Alejo Stivel (Tequila) y Leiva, se convierte en una de las novedades más exitosas de la historia de Starlite.

3 en rock

La noche más rockera del festival dio comienzo con Ruta 77, una banda de rock procedente de La Coruña. Inmersos en la buena música que ofrecían se convirtieron en los teloneros de lujo, pues el mismo Carlos Tarque se dirigió a ellos minutos después con placenteras palabras. Regalaron temas como “Mary Jane”, los cuales consiguieron conquistar al auditorio.

Pero el público suplicaba más minutos de Rock and Roll. Así que, cuarenta y cinco minutos más tarde de la hora prevista, Carlos Tarque, Ricardo Ruipérez, Alejo Stivel y Leiva dieron los primeros pasos sobre el escenario principal de Starlite. Remontando a los años 80, la noche comenzó con “Matrícula de honor” y los marbellíes y no tan marbellíes comenzaban a sentir los acordes de la guitarra en sus esqueletos. “Levantaos, que quiero ver vuestras minifaldas”, animó Carlos Tarque.

3 en Rock

“Animales”, fue el tema que continuó con el concierto ofrecido por Starlite. “Rock and Roll en la plaza”, “Llamando a la tierra” y “Como lo tienes tú” sonaron posteriormente. Hasta que llegó “Lady Madrid”, una de las poesías melódicas más conocidas de Leiva. Consiguió que todo el público presente en el auditorio se balanceara al compás de su guitarra, como si de un director de orquesta se tratase.

Tras esta subida de adrenalina, llegaron temas como “Necesito un trago”, “Que el tiempo no te cambie”, “Sábado a la noche”, “Miedo” y “Maggie despierta”. Con esta última canción, Carlos Tarque y Alejo Stivel se fusionaron entre las primeras butacas del recinto, causando un mayor acercamiento con su público. Más temas acompañaron al ambiente festivalero de rock de la noche: “Insurrección” y “Santa Lucía” de Miguel Ríos.

Carlos Tarque y Alejo Stivel

Cuando se fugaron los últimos acordes de “Santa Lucía”, Carlos Tarque agarró el micrófono y ofreció una explicación de la unión de cuatro generaciones del rock español aquella noche. En primer lugar, nombró a Alejo Stivel como “la generación más vintage”, seguido de él mismo como la segunda generación y a Leiva como la “last generation”. Para concluir su explicación, llegó el momento de ofrecer gratas palabras sobre la banda telonera del concierto, Ruta 77. Los denominó como la cuarta generación del rock y visionó un futuro en el que tanto él como sus compañeros acabarían abriendo los conciertos de la joven banda. “¡Ojalá!”, exclamó Alejo Stivel.

A “Mucho Mejor”, “Quédate a dormir” y “Dime que me quieres” les siguió una despedida fingida que no convenció del todo al público, ya que no movieron sus esqueletos de los asientos. Aclamaban con los cánticos de “¡otra, otra!” e incluso pitaban en señal de ganas de rock.

Transcurrieron un par de minutos hasta que finalmente Carlos Tarque, Ricardo Ruipérez y Alejo Stivel dejaron al de la “last generation”, Leiva, presentar su archiconocido tema “Terriblemente cruel”. El público no pudo responder de otra manera que manifestando toda la energía que guardaban y uniéndose al ritmo de la guitarra y sus acordes. Pero la noche no podía acabar sin presenciar en directo uno de los mejores temas de la historia del rock español, “Carolina”.
Leiva

El concierto concluyó con un final apoteósico junto a “Salta”. El nivel de adrenalina se disparó en forma de saltos, bailes y cánticos. De nuevo, Alejo y Carlos se insertaron entre el público del auditorio de la cantera de Nagüeles. Focos que se apagaban y se encendían a la velocidad de las baquetas.

“Nos han dicho que ha sido el mejor concierto de todo Starlite”, expresó Carlos Tarque tras el espectáculo ofrecido. Y no cabe duda de su veracidad, porque para comprobar el éxito de un concierto basta con analizar la actitud del público. En este caso, los saltos, las risas y el sudor hablaron por sí solos. ¡Viva el Rock and Roll español!

3 en Rock

 

Música y gatos. Eso es todo lo que necesito en una conversación.